Suscríbete

Translate

domingo, abril 10, 2016

Las Leyes Básicas de la Vida. Primera Ley.


Como es arriba, así es abajo.

 
Es la primera Ley del Universo: 
Una madre puede entristecerse por el comportamiento de sus hijos, pero no los juzga, sabe que madurarán. El Universo tampoco deja de amarte cuando  cometes errores, ni tampoco te juzga y por el contrario, recibes la ayuda y el apoyo de sus espíritus guardianes.
Se refiere a un principio de correspondencia:
"Como es arriba es abajo; como es abajo es arriba"
Abajo, hace referencia al plano material, a las condiciones humanas, a lo visible.
Arriba se refiere a lo invisible, a lo mental y por supuesto a lo abstracto, espiritual.
Imagina un sistema solar con un sol central, con planetas girando alrededor suyo, eso es un macrocosmos; piensa ahora en un átomo que forme a una de tus moléculas corporales, tiene también un núcleo alrededor del que giran partículas con cargas eléctricas, éste es un microcosmos pero uno es reflejo del otro, se guían por las mismas leyes universales de magnetismo y armonía.
El Universo te quiere y tiene una visión de tu futuro como persona iluminada, sin importar los errores que puedas estar cometiendo en la Tierra”. 
Nos ofrecen libertad para que aprendamos de nuestros errores. No siempre podemos evitar que nuestros hijos puedan sufrir por las consecuencias de sus acciones. La experiencia del dolor es lo que sirve para aprender porque nos han dado libre elección. La Divinidad intervendrá e intentará guiarnos si nos apartamos peligrosamente del camino. El Universo no nos fuerza a cumplir su voluntad, si nos empeñamos en algo, Él se hará a un lado y nos permitirá aprender la lección de la manera más dolorosa. El Universo espera sin juzgar mientras nosotros experimentamos y aprendemos. Cuando estamos preparados, nos abre nuevas puertas. La Fuente, quiere que tú, su hijo bien amado, seas feliz, realizado, próspero y saludable. Cuando estás feliz, el cielo se alegra. La voluntad de El Universo, es que tú hagas aquello que te da alegría, como un sentido de la realización y de tu propio valor. El Universo nos ofrece su guía mediante los sueños, la meditación o fomentando la intuición. Tenemos que aprender por experiencia que las elecciones irresponsables y egoístas nos conducen a una mala salud, a fracasos y desgracias. Nuestro propio deseo egoísta hace que nos sintamos mal. Las elecciones basadas en el miedo provienen de nuestra voluntad inferior. Las decisiones sabias y valientes dan como resultado la felicidad, la buena salud y la abundancia. Las decisiones que fomentan el amor, la armonía y la alegría provienen de la voluntad superior o divina y siempre nos hacen sentir fuertes. Cuando agradecemos lo que recibimos, entonces los poderes del Universo nos envían más. Cuando estás preparado para recibir algo del Universo, pídelo serenamente y con amabilidad. Ellos estarán encantados de ofrecértelo. Aprécialo cuando lo tengas. Es muy desagradable estar con personas negativas, si intentas ayudar a alguien que prefiere permanecer en su desgracia, al poco te irás y si es alguien que te importa, lo observarás en la distancia. Lo mismo ocurre en los cielos. A los espíritus guardianes les resulta muy difícil llegar a ti a través de una negatividad obstinada. Lo único que pueden hacer es quedarse a tu lado, esperando poder ayudarte.
Esta es la primera de las leyes, la primera enseñanza a tener siempre presente. En la Tierra es lo mismo que en todo el universo; lo mismo que en los espacios siderales que ni siquiera puedes dimensionar y hasta en el interior de tu cuerpo, en cada una de sus células, es igual.

LEYES SABIDURIA CHAMANICA




La primera dice: 
"La persona que llega a nuestra vida, es la persona correcta"; es decir que nadie llega a nuestras vidas por casualidad, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están allí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación. 


La segunda ley dice: 
"Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido". Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante. 

No existe el: "si hubiera hecho tal cosa hubiera sucedido tal otra...". No. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante. Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo.
 

La tercera dice: 
"En cualquier momento que comience es el momento correcto". Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuándo comenzará. 
 

Y la cuarta y última: "Cuando algo termina, termina". Simplemente así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia.