Suscríbete

Translate

jueves, diciembre 29, 2011

APRENDER A SALIR DE MI





"...los actos míos son más míos si son también de todos, para que pueda ser he de ser otro, salir de mí, buscarme entre los otros, los otros que no son si yo no existo, los otros que me dan plena existencia, ... no soy, no hay yo, siempre somos nosotros, la vida es otra, siempre allá, más lejos,fuera de ti, de mí, siempre horizonte... " Octavio Paz.




Para poder reconocerme necesito tener referentes, espejos, salir de mí misma para observarme más fácilmente desde afuera. Los demás son mis espejos, en ellos puedo reconocerme, puedo observar mis actitudes, las que me gustan y las que me desagradan.

En mi relación con los demás puedo descubrir “mis sombras”, esas partes mías que permanecen ocultas a mi conciencia pero que permanentemente producen efectos en mi vida a través de mis acciones y actitudes.

Cada vez que me alegra algo que veo en otros o cada vez que algo de los demás me enoja o irrita estoy evocando mis rasgos visibles u ocultos para mi mirada.

En la diversidad puedo reconocer mi propia identidad, mi huella digital, ese sello personal que me dibuja en cuerpo, alma, mente y emociones.

Aquellos que más me enojan también son mis maestros; entonces, también los necesito para poder evolucionar y comprender cómo co-creamos la paz en nuestros corazones.

" Si abrieras realmente los ojos, verias tu imagen en todas las imágenes. Y si abrieras tus oídos para oir, oirias tu propia voz en todas las voces." Kahlil Gibrán.