Suscríbete

Translate

lunes, diciembre 05, 2011



Deja el pasado atrás. Deja las viejas culpas, los viejos errores, los malos momentos que ya fueron, las dudas que ya se disiparon, los sinsabores de otros tiempos. Son piedras pasadas, y es atrás donde deben quedar para siempre. Si hace una hora te equivocaste, reflexiona sobre ese hecho para sacar de él una enseñanza que limite el riesgo de que vuelvas a errar de la misma manera. Pero, una vez terminada la reflexión, una vez aquilatada la experiencia, sigue adelante sin reproche, no te quedes en esa hora que ya fue, que ya pasó.