Suscríbete

Translate

jueves, enero 16, 2014

APEGO VERSUS FELICIDAD




Sin embargo, si nuestro corazón está apegado a algo, si depende de algo o de alguien, será imposible experimentar verdadera felicidad. Cualquier cosa a la que nuestro corazón esté apegado impedirá que nuestra energía fluya hacia el exterior. El flujo de nuestra energía debe ir de dentro hacia fuera, no al revés. Y por último, estar apegado a algo significa que nuestro corazón y nuestra mente están ocupados con esas cosas, asegurándose de que "permanezcan cerca" y, a menudo, extraviándose en ellas. 

En este estado de consciencia, no somos capaces de permanecer abiertos a las cosas nuevas que llegan a nuestra vida; en realidad, las estamos bloqueando. 
Las mentes preocupadas y los corazones cerrados dificultan la tarea de ver y recibir en nuestra vida nuevas ideas, oportunidades e incluso personas. En un auténtico estado de consciencia-alma estamos liberados de las anclas del apego. 
Cuando nos reconocemos a nosotros mismos como seres espirituales, dejamos de perder nuestro sentido de identidad en lo que no es el yo. Podemos eliminar los numerosos falsos conceptos sobre el yo que han sido parte de nuestra educación y condicionamiento. Al hacerlo, no perdemos nada real. En realidad sucede todo lo contrario: volvemos a descubrir nuestro yo auténtico, real. Recuperamos el mundo, nuestro mundo interior, y el acceso a nuestro poder espiritual.


Mike George: "A LA LUZ DE LA MEDITACION "Capitulo 3 " Fortalecer la conciencia-alma"