Suscríbete

Translate

miércoles, enero 29, 2014

GENTILEZA GERA GENTILEZA




Quien pase por debajo de los viaductos de la Perimetral -autopista que bordea la zona portuaria de Rio de Janeiro-, cerca de laRodoviaria Novo Rio -terminal de ómnibus-, reparará inmediatamente en unas inscripciones pintadas con una caligrafía particular en las columnas del viaducto. Son frases sin puntuación, palabras sin separación, que si se leen con atención, revelan mensajes simples y positivos, que contrastan con ese entorno gris, de aspecto abandonado, por el que circula un tránsito pesado. Son las famosas escrituras del Profeta Gentileza.


José Datrino nació en un pueblo del interior de São Paulo llamado Cafelândia, el 11 de abril de 1917, y vivió hasta los 20 años con su familia -sus padres y once hermanos- trabajando la tierra. De niño, el comportamiento del futuro Profeta Gentileza ya era diferente, a los 13 años comenzó a tener premoniciones sobre su misión en la tierra, decía que tendría una familia, hijos, bienes, pero que después lo abandonaría todo para cumplir su verdadera tarea. Años más tarde, José se fue a Rio de Janeiro, donde se casó, tuvo cinco hijos y llegó a ser dueño de una empresa de transportes.
José Agradecido





El 17 de diciembre de 1961, en la ciudad de Niterói, hubo un terrible incendio en el circo "Gran Circus Norte-Americano", en el que murieron más de 500 personas, la mayoría eran niños. Seis días después de la catástrofe, José fue llamado por "voces astrales", según sus propias palabras, que le pedían abandonar el mundo material para dedicarse al mundo espiritual. Y aunque ninguno de sus hijos estuvo en el incendio, dicen que José tomó uno de sus camiones, cargó dos barriles con cien litros de vino y se mudó al local donde había estado el circo. Fue distribuyendo el vino en pequeños vasos, "quien quiera tomar vino no tiene que pagar nada, basta pedirlo por gentileza y decir agradecido".


Durante cuatro años reconfortó con sus palabras a los familiares de las víctimas, que pasaron a llamarlo "José Agradecido" o "Profeta Gentileza".


Gentileza genera Gentileza


A partir de 1970, el Profeta Gentileza comenzó a peregrinar por Niterói y Rio de Janeiro con su bata blanca con cuatro inscripciones y un estandarte en la mano. "El cuarto aplique de su bata decía: “Gentileza es el remedio de todos los males, amor y libertad”. Enseñaba con insistencia: en lugar de «obrigado» (como se dice "gracias" en portugués), debemos decir "agradecido", y en vez de "por favor" debemos decir "por gentileza", porque nadie está obligado a nada y debemos ser gentiles unos con otros y relacionarnos por amor y no por favor". Escribe Leonardo Boff en Servicios Koinonía.


A partir de 1980 comenzó a escribir sus frases en 55 pilastras del viaducto que era la principal entrada a Rio de Janeiro. Un Libro Urbano con 55 páginas de cemento. Gentileza concluyó su obra en los años 90, época en que se lo solía ver sentado al lado de la primera columna, como si estuviera en la puerta de su casa. A comienzos de 1996, por problemas de salud, decide retornar a Mirandópolis, ciudad próxima a su pueblo natal, en São Paulo, donde fallece el 29 de mayo, a los 79 años.


La estructura de sus escrituras y su letra son inconfundibles y hoy en día su frase más famosa puede verse estampada en ropa, tazas y posters. Marisa Monte compuso una canción en su homenaje (ver video), y existe un movimiento llamado "Rio com gentileza", creado por admiradores del Profeta Gentileza, responsables por restaurar las pinturas de los pilastras, preservar y salvaguardar su obra y su mensaje.




Fuente: http://enbrasil.about.com/od/Cultura-y-Religion/a/El-Profeta-Gentileza.htm