Suscríbete

Translate

martes, julio 11, 2006

MI POSADA


"Alguien pasea por las calles de su ciudad. Todo le parece familiar aquí, y una sensación de seguridad lo acompaña, y también de leve tristeza. Porque muchas cosas mantuvieron su secreto ante él, y una y otra vez se encontró con puertas cerradas. A veces hubiera querido marcharse lejos de aquí, pero algo lo sujetaba. Pero así se siente prisionero entre ir adelante e ir hacia atrás, entre marcharse o permanecer.
El hombre llega a un parque y se sienta en un banco. Se apoya contra el respaldo, respira profundamente y cierra los ojos. Deja estar la larga lucha, se fia de su fuerza interior y siente que se va calmando y entregando.
Se ve a sí mismo como una casa abierta. Quien quiera entrar puede venir y todo el que llega trae algo, se queda un rato y luego se va.
De esta manera en esta casa hay un contínuo venir, traer, permanecer y partir.
El que llega nuevo y trae algo nuevo, envejece mientras permanece y finalmente vendrá el tiempo de su partida. También llegan muchos desconocidos a su casa, que durante mucho tiempo estaban excluídos u olvidados, y también ellos traen algo, se quedan un rato y luego se van. Y también llegan los gamberros, a quienes preferiría prohibirles la entrada, y también ellos aportan algo, encuentran su lugar, se quedan un rato y vuelven a partir.
Quien quiera que venga, siempre encuentra a otros que llegaron antes que él o que vienen después de él. Y como son muchos cada uno tiene que compartir. Todo el que tiene su lugar también tiene su límite. Todo el que quiera algo también tiene que acomodarse. El llegó porque otros se fueron y se irá cuando otros vengan. Así, en esta casa hay tiempo y espacio para todos.
Estando así sentado se siente a gusto en su casa, sabiéndose unido a todos los que vinieron y vienen, aportaron y aportan permanecieron y permanecen, partieron y parten. Aquello que antes estaba inacabado, ahora le parece completo; percibe que una lucha se termina y que se hace posible la despedida. Aún espera el momento justo. Después, abre los ojos, echa una última mirada a su alrededor, se levanta y se va."


“Felicidad dual.- Berth Hellinger y su psicoterapia sistémica” Gunthard Weber (ed). Editorial Herder.

Estoy leyendo este libro sobre terapia sistémica y constelaciones familiares-. Me siento muy identificada con esta parte que elegí para poner aquí. La comparto con ustedes.
Gracias por ser parte de mí.

16 comentarios:

Isthar dijo...

Es una buena y bonita manera de vernos, de observar las idas y partidas continuas que otros hacen en nuestras vidas y nosotros en las vidas de otros.

Hace tiempo dije que tenía pendiente escribirte, y era a colación de un comentario que me dejaste cuando hablé de mi sentido de familia y me comentaste algo sobre "constelaciones familiares". Sé muy bien lo que son, mi madre hace años que anda metida en ellas junto a mi tío que además se ha especializado en hacerlas y ha viajado por muchos sitios para ayudar a otros. Sé que para ello se ha de tener una predisposición personal y sobre todo que no ha de estar mediada (condicionada). Yo no es que no confíe en sus aportaciones (que son muchas) si no que en algunos casos creo que deberían ir precedidas de tiempo en otro tipo de terapias más personales.

Mi madre ha intentado muchas veces que fuera otra vez, pero mi primera experiencia no fue demasiado positiva quizá porque fue mi tio quien la llevó cuando yo ni siquiera quería hacerla y condicionó mucho el proceso. De todas formas sé que ha ayudado a mucha gente, y supongo que cada tipo de terapia y ejercicios ayuda más a unos que a otros, para eso existe tanta variedad ;)

De lo que me alegro enormemente es de que a ti te esté funcionando tan bien y te esté ayudando a encauzarte y dejar a atrás sombras y fantasmas que seguramente manipulaban tus pasos. Yo también encontré mi forma de liberarlos ;)

Un abrazo muy, muy fuerte preciosa

Sirenita dijo...

Es una buena metáfora. No hay que olvidarse además de hacer limpieza general de nuestra casa y de tener siempre preparada una habitación para las visitas. Cada vez veo màs a la gente que nos rodea como meros huéspedes que vienen a pasar una breve temporada. A veces me apena, a veces me alegra. Supongo que la vida es así y siempre hay que estar haciendo obras en casa.
Un beso.

KAMELAS dijo...

Mi blog si que me parece una casa sin puertas, donde todo el mundo pasa sin llamar , vuelve cuando quiere y a veces deja un mensajito en la puerta del frigorifico ..

.. pero mi vida, no, en mi vida el control de puertas y ventanas es mio, y hay dias en los que no me apetece abrir las persianas , y dias en los que salgo al balcon y grito a los que pasan para que suban ..

.. Quiero pensar que del amor o la amistad que damos a esa otra persona depende el que siga a nuestro lado un dia mas .

Un beso, amiga, de uno que se siente muy querido en su casita ..

meiga dijo...

uysssss que bien vendria ese bankito despues de una noche de marchita y negandote a irte a casa, un descansito y que siga la fiestaaaaaaaaaaaa
viva san ferminnnnnnnnnn
mil besikossssssssss

Isabel Romana dijo...

Has elegido un texto muy bonito que merece la pena leer con sosiego. Nos ayuda a pensar. Saludos cordiales.

IGNACIO dijo...

Así es la vida un maremagnum de idas y venidas, hacia ellos o hacia nosotros mismos, con éste u otro tipo de terapias, lo fastidioso es no detenerse un momento a observar (ellos se lo pierden).
Saludos.

mixtu dijo...

e esa parte es muy bonita, profunda, li e reli...
excelente
beijos

desorden dijo...

Y a veces cuesta acostumbrarse a tanto ir y venir de gente, a tanto cambio de huéspedes, a tantas despedidas... pero de todos ellos nos enriquecemos, sin duda. Y no hay que olvidar visitar las casas de otros, porqué en la reciprocidad está la gracia del asunto.
Bonito texto. Besos, y trae lo que quieras la próxima vez que vengas a casa ;)

Mari-- dijo...

Besos

felino dijo...

Querida amiga , disculpa por no responderte, pero el dìa de hoy fuè de trabajo total , tuve muchos pacientes y entre ellos muchas emergencias que requerian mi total dedicaciòn.
Tu post, lo reflexionare en mi cama y en silencio , pues aunque ya lo lei no he podido reflexionar com me gusta.
Vengo a dejarte una replica que ya te dejè en mi blog , pero suelo replicar, cuando lo hago en ambas casas jejejeje, asi me aseguro que la lees màs rapido.
De antemano te cuento que me tendràs que perdonar los ..... jajajajajaja. aqui va:


Mi opinion consiste en aclar que cuando uno aconseja, ya está dando pautas de conducta, o de resolución de problemas, estamos guiando a la persona en forma demasiado directiva hacia un punto, ... y aunque consideremos que ese punto sería el ideal para ellos, para superar su problema, no estaríamos trabajando en las raíces de sus conflictos, y justamente en eso consiste el trabajo terapéutico,es aqui donde yo m,arco la distancia entre lo que dice la negra y mi opinion ... comprendes? en las terapias el paciente debe meterse dentro suyo, volcarse a su interior, rascar en aquellos rincones que menos tienen ganas de remover, trabajar sus debilidades llenándose de valentías para reconocer aquellas partes insanas en las que deberán trabajar, deben soltar emociones, enfrentarse a sus peores sombras, a recuerdos casi olvidados, a marcas del pasado, y el "psicólogo" debe facilitar todo ese proceso, acompañarlo de un modo silencioso (preferencialmente), intentando que cuando surjan resistencias en el paciente las pueda trabajar, negociar, y así continuar avanzando en ese duro recorrido que estará haciendo hacia las raíces de sus conflictos, ellos, los psicologos, pueden prender antorchas en la oscuridad de ese camino accidentado, con duras curvas, podran animarlo ante los miedos que surjan por los fantasmas que puedan salir de sus discursos, pero principalmente debemos escucharlos, deben facilitar que fluyan las emociones más escondidas, debem permitir que sea el paciente el que se muestre, el que traiga los temas en los que luego deberan remangarse y trabajar ambos a la par, para superarlos.
Como te dije anteriormente jamás es malo decir un consejo, sobre todo si pasamos por duras experiencias que nos enseñaron que en momentos de grandes oscuridades ha sido sinónimo de luz escuchar a otros, permitirnos guiar por sus palabras, aceptar sus sugerencias, otros que recorrieron esos caminos antes, pueden brindarnos sus experiencias, e intentar enseñarnos cómo las vivieron ellos, pero cada persona es una historia aparte, es un libro nuevo que se escribe en base a diferencias esenciales que todos tenemos, una misma situación las podemos vivir de modos tan diferentes, verdad? y un buen consejo siempre nos ayudará, pero en el fondo no estaríamos yendo a la raíz de los problemas, ...
Creo que para responder la duda debemos tener en cuenta qué es lo que espera aquella persona que te necesite, si espera curarse, sanar, sacarse sus pesos internos, liberarse de frenos que le impiden crecer, pues entonces necesita ir con profesionales que seguramente no le estarán aconsejando, sino por el contrario, harán todo lo que ya te describí antes, porque en eso consiste su trabajo y su compromiso laboral con su paciente, y nuevo compañero de ruta. Pero si lo que aquella persona que se acercó a ti , por la causa que sea, necesitaba en ese momento de ti solo un poco de luz, de calor humano, de comprensión amistosa, de apoyo moral, de claridad en la oscuridad, pues un consejo es lo mejor que le podrás dar, si le sirve se aferrará a el, y hasta le podría cambiar la vida, , ... si lo que le sirve son otras cosas, las seguirá buscando, pero tus palabras seguramente quedarán latiendo en algún lugar de su conciencia, y ocasionalmente las traerá al presente y las recordará como una lección que tenía pendiente para aprender y que tu a tu manera intentaste enseñarle... un consejo dicho con afecto sincero, y deseando que sirva para abrirle los ojos al otro jamás serán palabras perdidas, aportarán más que eternos silencios y vacíos existenciales en los que estan hundidos muchísimas personas...no lo dudes...


Es como una ampliacion o explicacion del mensaje que pretendo transmitir.
Mil besos amiga mia, ahora , ducha cena , tv . esposita y a dormirrrrrrrrrr.
Te estimo mucho cosquilluda.

Noa- dijo...

Me gusta pasear y sobre todo observar, lo hago todo lo a menudo que mis quehaceres me lo permiten.
Y es curioso como esas idas y venidas se repiten en todos los lugares.

Gracias por abrir tu puerta, para dejarnos entrar.

Petonets

Badanita dijo...

- GRACIAS A USTEDES-

Libertad dijo...

Gracias por compartirlo con nosotros.

La vida está llena de idas, venidas y hasta de tiempos muertos.

Un beso

Oceanida dijo...

Dime, como se hace posible la despedida...como?

Un mar lleno de olas.
Me llevo la mejor cosquilla.

el mono azul dijo...

Te dedico mi último post

DE PROPOSITO dijo...

Li o texto e reparei na frase:'ÀS VEZES QUISERA MARCHAR-ME PARA LONGE D'AQUI'.
Sabes, a inconstância do ser humano faz com que SÓ ESTEJAMOS BEM, ONDE NÃO ESTAMOS.
Quero que a felicidade ande juntinho de ti.
Fica bem.
Beijinhos.
Manuel